La disponibilidad del conocimiento obtenido mediante la inteligencia corporativa determina la capacidad de adaptación al cambio, la capacidad de gestión de seguridad y la capacidad de desarrollo del negocio en cualquier entidad

La inteligencia emplea las tecnologías, procedimientos y metodologías complejas aplicadas por expertos en la materia, capacitados para transformar los datos e información en conocimiento relevante para minimizar la incertidumbre en la toma de decisiones. Es una actividad crítica no solo para la seguridad de las entidades, sino también para su continuidad de negocio y crecimiento sostenible. El conocimiento obtenido mediante el Ciclo de Inteligencia minimiza la incertidumbre en los procesos decisorios, permite anticiparse a las amenazas y gestionar los riesgos de forma más eficaz para aplicar la seguridad y crear entornos seguros, y, de mismo modo, permite afrontar el cambio, anticiparse a las oportunidades y fundamentar la obtención de ventajas competitivas y el desarrollo de las estrategias correspondientes.

Nuestros servicios de inteligencia corporativa están compuestos por la inteligencia de seguridad, inteligencia competitiva, ciberinteligencia, contrainteligencia, cibermonitorización, inteligencia operativa y análisis de inteligencia, para detectar, identificar, contrastar y analizar los riesgos potenciales o actividades hostiles y su posible impacto a la seguridad o reputación de la entidad e, igualmente, para potenciar su dirección estratégica.

Inteligencia de Seguridad y Competitiva
Ciberinteligencia y Contrainteligencia
Inteligencia Operativa
Análisis de Inteligencia

Combinamos los soportes tecnológicos avanzados con múltiples fuentes de información, obtención operativa, contraste y análisis de inteligencia, para identificar, ubicar y examinar los indicios de amenazas con probabilidades de explotarse y la predicción de acciones futuras tomadas por los actores involucrados. Constantemente se evalúan los índices más significativos para apoyar a nuestros clientes adaptarse a los cambios, asegurar la continuidad y fomentar el desarrollo progresivo de su actividad basándose en información relevante y actualizada.

Para anticiparse y optimizar la gestión de riesgos y oportunidades en el ámbito corporativo, la inteligencia debe fundamentar la toma de todas las decisiones de la dirección de la entidad a nivel estratégico, operacional y táctico

Reciba más información mediante la Solicitud de Estudio Previo.